• Llámanos: 809-246-1806

Corazón de mujer: 3 señales de alerta

Poco a poco las mujeres hemos aprendido que las enfermedades del corazón también son un asunto femenino. Pero, si te quedaste tan sorprendida como Diana con el diagnóstico del médico, quiere decir que aún te queda mucho por aprender sobre las enfermedades del corazón en las mujeres. En este artículo, te damos tres señales de alerta que toda mujer debe conocer: Read more

El poder de la remolacha

Estudios que demuestran que el jugo de la remolacha ayuda a incrementar el rendimiento físico. Esto se debe a los nitratos que contiene esta raíz, que también están presentes en otros vegetales como el apio, el repollo (la col), la lechuga, las espinacas y otras verduras de hojas verdes.

Los nitritos no son ni vitaminas ni proteínas, ni mucho menos grasas. Son sales, específicamente, sales del ácido nítrico. Cuando comemos alimentos ricos en nitratos, este se convierte en nitrito dentro de nuestra boca. El nitrito también es una sal, pero en este caso del ácido nitroso. Read more

Señales de un infarto

Muchas personas no se dan cuenta de lo que está pasando, ignoran los síntomas  y corren el riesgo de actuar demasiado tarde. Los problemas cardiovasculares y el infarto o ataque al corazón, es la primera causa de muerte en los Estados Unidos, así que conviene que tengas muy claro cuáles son las señales de aviso:

  • Dolor o malestar en el centro del pecho: se siente como una presión o dolor ligero, llenura o compresión en el centro del pecho que dura algunos minutos. La incomodidad puede ser intermitente.
  • Dolor o malestar en otras áreas de la parte superior del cuerpo, como brazos, cuello, espalda, mandíbula o estómago: se puede experimentar este tipo de molestias sin sentir necesariamente dolor en el pecho.
  • Falta de aire: a menudo ocurre antes de que se presente el dolor o el malestar en el pecho.
  • Dolor en el estómago: el dolor puede extenderse hacia el abdomen e incluso puede confundirse con acidez.
  • Sudoración: se empieza a sudar de repente y la piel se siente fría y pegajosa.
  • Náuseas y/o vómitos
  • Ansiedad: la persona se siente sobrecogida, como si sufriera un ataque de pánico sin ninguna razón aparente.
  • Mareos: se puede sentir fatiga o la sensación de estar a punto de un  desmayo.

Los síntomas pueden variar de una persona a otra; algunas experimentan sólo un ligero malestar, otras un dolor intenso. El tener un solo síntoma no necesariamente significa que tienes un infarto, pero si se repite o experimentas más de dos a la vez, busca ayuda de inmediato, especialmente si tienes otros factores de riesgo, como hipertensión (presión arterial alta), diabetes, o antecedentes previos de problemas cardiovasculares.  No se te olvide lo siguiente…

El infarto no discrimina…

No creas que por ser mujer tienes menos posibilidades de sufrir un infarto. Las mujeres representan casi la mitad de los casos de muerte por infarto,  así que no te confíes.

Aunque el síntoma más inconfundible de un infarto, tanto para los hombres como para las mujeres, es el dolor o el malestar en el centro del pecho, las mujeres tienden a presentar otros síntomas con más frecuencia que los hombres, como son la fatiga, las náuseas, la falta de aire y el dolor en la mandíbula o en la espalda. Es posible que muchas mujeres, como en el caso de María, crean que les duele la espalda porque han hecho un movimiento equivocado, o sienten náuseas y ganas de vomitar por algo que comieron y no tratan estos síntomas con la seriedad que se merecen.

¡Actúa sin demora!

Cuánto más rápido pidas ayuda, o sea, que llames al 911 o al servicio de emergencia del área en que vivas, más posibilidades de sobrevivencia tendrás. No esperes más de 5 minutos para llamar si sospechas que te está dando un infarto.  Tu corazón te está pidiendo auxilio. ¡No le falles!

Fuente: vidaysalud.com

Una enemiga inesperada de tu corazón: la silla

No es una novedad que la vida sedentaria no es buena para la salud del corazón. Tampoco lo es que te diga que permanecer sentado por mucho tiempo, es perjudicial. Ya sabes que el ejercicio y la actividad física durante el día son ideales para que el sistema cardiovascular funcione de maravilla. La novedad en este tema es que, aunque tengas que permanecer sentado/a durante gran parte del día, si te paras y caminas o te estiras con frecuencia, puedes hacer que los efectos negativos de estar en una posición estática, disminuyan.

Así que entre más veces te levantes de la silla ¡mejor! Read more

Vive en la boca y ataca al corazón

¡Evita el peligro con unos pocos cuidados sencillos!

Una bacteria que se aloja en la boca puede producir problemas circulatorios y hacer que se bloquee el paso de la sangre hasta el corazón o el cerebro. Así lo ha comprobado un estudio que demuestra, una vez más, por qué es importante mantener las encías y los dientes limpios y saludables.

Una visita al dentista puede beneficiar mucho más que simplemente la condición en la que se encuentra tu boca. Se sabe desde hace tiempo que las infecciones en la boca pueden tener un impacto profundo en todo el cuerpo. Por ejemplo, las personas con diabetes tienen más posibilidades de desarrollar enfermedades en las encías como la gingivitis, que se caracteriza por el enrojecimiento, la irritación  y la inflamación de las encías, así como el sangrado de las mismas al cepillarse los dientes. Read more

3 datos curiosos sobre la salud del corazón

Todos los días y aunque no te des cuenta, tu corazón late alrededor de 100.000 veces, impulsando a la sangre a recorrer todos los órganos y tejidos cargada de oxígeno y nutrientes.  Por eso, es muy importante mantener sano a tu corazón con buena nutrición, actividad física y otros hábitos saludables, como no fumar. Pero, ¿sabías que la risa es buena para la salud del corazón y que es más probable sufrir ataques cardiacos el mismo día de la semana? Aquí te contamos tres datos curiosos sobre la salud del corazón. Read more

Las arritmias cardiacas

El corazón es el motor que bombea sangre a todo tu cuerpo. Tiene un ritmo que sigue como un reloj, pero a veces sucede que puedes estar sentado, relajado y de repente, se acelera. O al contrario, que se vuelva más lento. Cuando el corazón se acelera se llama taquicardia (más de 100 pulsaciones por minuto) y cuando baja su velocidad, se llama bradicardia (menos de 60 latidos por minuto). Read more

Vive en la boca y ataca al corazón: ¿sabes qué es?

¡Evita el peligro con unos pocos cuidados sencillos!

Una bacteria que se aloja en la boca puede producir problemas circulatorios y hacer que se bloquee el paso de la sangre hasta el corazón o el cerebro. Así lo ha comprobado un estudio que demuestra, una vez más, por qué es importante mantener las encías y los dientes limpios y saludables.

Una visita al dentista puede beneficiar mucho más que simplemente la condición en la que se encuentra tu boca. Se sabe desde hace tiempo que las infecciones en la boca pueden tener un impacto profundo en todo el cuerpo. Por ejemplo, las personas con diabetes tienen más posibilidades de desarrollar enfermedades en las encías como la gingivitis, que se caracteriza por el enrojecimiento, la irritación  y la inflamación de las encías, así como el sangrado de las mismas al cepillarse los dientes. Read more

La presión arterial y el colesterol

Con seguridad tu doctor te ha mencionado, o has leído, que las personas que padecen de diabetes tipo 2 (en la que el cuerpo no produce suficiente insulina o no la usa apropiadamente), tienen un riesgo de dos a cuatro veces mayor de sufrir de enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares. Pero hay una manera efectiva de minimizar ese riesgo.

Un estudio realizado en Kaiser Permanente Center for Health Research en más de 26,000 pacientes, y publicado en el Journal of General Internal Medicine, reveló que los diabéticos que quieren reducir sus probabilidades de tener problemas del corazón deben controlar también su presión arterial y su nivel de colesterol “malo” en la sangre. Según el estudio (que duró seis años), los participantes que controlaron esos factores de riesgo fueron menos propensos a requerir hospitalizaciones debido a ataques cardíacos o a accidentes cerebrovasculares (derrames cerebrales) que los que controlaron sólo el nivel de azúcar en su sangre. La mayoría de los estudios anteriores se centraron en uno o dos de esos factores, pero no en los tres al mismo tiempo.

Eso no significa que regular el azúcar en la sangre no sea importante, sino que el control del colesterol “malo” o colesterol de baja densidad (o LDL por sus siglas en inglés) y la presión arterial pueden ser aun más importantes cuando se trata de prevenir problemas cardíacos. Read more

Contaminantes orgánicos e hipertensión

La exposición a elevados niveles de determinados contaminantes orgánicos persistentes (COPs) está asociado con un mayor riesgo de sufrir hipertensión en el caso de las personas que presentan obesidad, según ha descubierto un estudio dirigido por la Universidad de Granada (UGR) y el Instituto de Investigación Biosanitaria ibs.Granada.

El estudio se incluye en otro mayor denominado GraMo, en el que han participado más de 300 pacientes que iban a ser operados durante 2003 y 2004 en dos hospitales granadinos, y de los que se tomaron muestras de sangre y grasa en las que se analizaron los niveles acumulados de diversos plaguicidas y sustancias industriales que se consideran contaminantes orgánicos persistentes a causa de su gran resistencia a la degradación. Read more