• Llámanos: 809-246-1806

Los ataques cardiovasculares afectan normalmente a las mujeres después de los 65 años. No obstante, las más jóvenes, con ciertos factores de riesgo, también están en peligro, sobre todo si tienen los siguientes hábitos o padecimientos:

  1. Tabaquismo
  2. Diabetes
  3. Hipertensión
  4. Historia familiar de colesterol alto
  5. Padecimientos del corazón

Los especialistas señalan que los factores que llevan al hombre a sufrir un ataque cardíaco tienen un efecto similar en las mujeres, por lo que hoy en día todas las personas deben adoptar un estilo de vida sano que proteja al corazón, incluyendo a la juventud.

Medidas preventivas

1.  Investiga y considera tu historia familiar. El riesgo es mayor si alguno de tus padres padeció alguna enfermedad del corazón desde su juventud.

2.  Deja de fumar. Tanto en hombres como en mujeres, el tabaco aumenta el riesgo de ataques al corazón, embolias y derrames cerebrales.

3.  Detecta y controla la hipertensión. La presión arterial alta aumenta el riesgo de ataques al corazón y embolias. Más de la mitad de las mujeres mayores de 55 años sufren de hipertensión y alrededor del 70% de ellas la padecen después de los 65 años. La hipertensión puede no presentar síntomas, por lo que es importante hacerse un chequeo regular.

4.  Vigila el colesterol. Las mujeres jóvenes tienen niveles altos de colesterol “bueno” o HDL, que las protege de las enfermedades del corazón y, a la vez, bajos niveles del colesterol “malo” o LDL. Después de la menopausia, el colesterol malo aumenta y el bueno disminuye debido a la reducción en los estrógenos. Lo recomendable es mantener una dieta con alimentos que no contengan colesterol ni grasas saturadas.

5.  Cuida tu peso. La obesidad ayuda a desarrollar otros factores de riesgo, tales como la hipertensión, la diabetes y el colesterol.

6.  Prevén la diabetes. Las mujeres adultas que sufren esta enfermedad tienen una mayor incidencia de padecimientos del corazón.

7.  Consulta a tu médico sobre la menopausia y los problemas cardiacos. Durante esta etapa las mujeres pierden su protección natural contra las enfermedades del corazón. Cuando se realiza una histerectomía radical, es decir, se quita quirúrgicamente el útero o “matriz” al mismo tiempo que los ovarios, se produce menopausia y reducción de estrógenos, aumentando el riesgo de padecimientos cardiovasculares prematuros.

¿Es conveniente la terapia de una aspirina diaria?

Pequeñas dosis de aspirina pueden disminuir la posibilidad de un ataque al corazón en los hombres. Alguna evidencia preliminar parece indicar que tiene el mismo efecto en las mujeres; sin embargo, los estudios todavía no son concluyentes y la aspirina puede presentar algunos efectos contraproducentes.

Los síntomas de ataque al corazón en las mujeres

Los síntomas o señales de alerta son inespecíficos y difíciles de detectar en las mujeres jóvenes. El dolor en el pecho o cualquier molestia por arriba del diafragma puede ser una señal inicial del problema y no debe ser ignorado en mujeres de más edad.

Otras señales pueden ser: dificultad para respirar, fatiga y mareos. Si experimentas alguno de estos síntomas, consulta a tu médico o al servicio de emergencias de inmediato. Sobre todo, indícales si existe una historia familiar de padecimientos del corazón, o si tienes alguno de los factores de riesgo mencionados.

Es recomendable incluir un electrocardiograma en tu chequeo completo anual, especialmente después de la menopausia. La prevención es la manera más efectiva de mantenerse sano, así que adopta un estilo de vida saludable.

Fuente: VidaySalud